Olimpiadas en Madrid. Toma 2.

Por la Puerta del Sol y el Tío Pepe.
Por las mañanas de domingo en el Rastro.
Por el oso y su madroño.
Por los cuartos eternos y la bola que no baja.
Por Muhammad I y la muralla árabe.
Por Isidro el labrador.

Por el chocolate de San Ginés y las broncas de Aurrerá.
Por los cines que resisten en Gran Vía.

Por los indios, los vikingos y los vallekanos.
Por la Sansil de mis amores.
Por los besos en en el Parque del Oeste.
Por el viaje de Tierno en carroza por la Castellana
Por la Feria del Libro en el Retiro
Por los belenes de la Plaza Mayor
Por los pelas y sus no-intermitentes.

Por cocido de primero y de segundo.
Por el aprendiz de río y su anillo de asfalto
Por 45º en Agosto y nevadas en Diciembre. .
Por el azul de Velázquez y el negro de Goya.
Por La Cocquette, el Brillante y el Viva Madrid.
Por el manifestódromo de todas las Españas.
Por Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal…
Porque aquí sí queda sitio para muchos.
Por los gatos que escalaron la muralla.
Por Daoíz, Velarde y el alcalde de Móstoles.
Por las trincheras de la Casa de Campo.
Por la puesta de sol desde el Real.
Madrid 1652

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s