Ultra Trail Aneto: bienvenido al ultrafondo

Aún sigo como en una nebulosa después de volver de Benasque. Ha sido mi primera carrera de ultrafondo y la verdad es que me ha parecido durísima. En la web de la carrera ponía que había solo un 13% de terreno técnico, pero la realidad es que más de 35km discurrían por auténticas pedrizas que hacían muy difícil y lento el avance.

El ambiente me encantó, la sensación de llegar a tus límites también. No lo voy a negar, me esperaba un terreno más tranquilo, que permitiese correr más, en lugar de tantísimos kilómetros de paisaje de alta montaña. Sufrí, y mucho, aunque disfruté también.

Compañeros de aventura. Qué gran equipo

Pero no adelantemos acontecimientos. El viernes por la tarde llegué a Benasque (un pueblo precioso) y me encontré en un auténtico hervidero de ultrafondo: corredores por todas partes, mochilas con portabidones en cada esquina, caras conocidas de otras carreras por montaña o de páginas web … Rápidamente mi cuñado, Sergio Rodríguez, me recogió y nos fuimos al hotel, donde nos juntamos con el resto de la expedición: Sergio Mayayo, Alex y Andreas (el hermano de Ana) como corredores/andadores, y Ana, María José y Roberto como parte fundamental en el apoyo.

A la mañana siguiente ya estábamos preparados desde temprano, con mochilas, bastones y demás parafernalia de ultradistancia. Creo que se notaba a la legua que era nuestra primera carrera, teníamos una mezcla de risa fácil, nervios, dudas, ansias de experimentar y deseos de empaparnos con los conocimientos y sabiduría de los demás.


Control de material anters de salir. Ambientazo!!!


El ambiente en estas carreras es especial, no me cansaré de repetirlo. No hay codazos, no hay luchas por estar en primera línea, no hay miradas asesinas, no hay obsesos del crono … todo eso se transforma en compañerismo y viajes interiores en busca de los límites de cada uno.


La salida desde dentro. ¡Estamos en nuestro primer ultra!


Los primeros kilómetros fueron muy bonitos. Salimos juntos Sergio Mayayo, Sergio Rodríguez, Andreas y yo. El día acompañaba y se podía correr casi todo el tiempo. En las subidas andábamos para reservar fuerzas. El paisaje de los pirineos me encantó, había muchísimos lagos cristalinos, aristas que se recortan allá en las alturas.

En primer plano, Andreas. Detrás, los dos Sergios. Muy sonrientes todos al principio

Con tranquilidad fueron pasando los kilómetros hasta pasar el puente de Coronas (segundo punto de control, CP a partir de ahora). Ahí Sergio Mayayo se nos fue un poco y, aunque él y yo participábamos como equipo, no le di mayor importancia ya que pensé que lo pillaría subiendo a Vallibierna. Pero no. Ya no lo vi más.

Desde poco antes de subir a Vallibierna ya empezaron a aparecer piedras enormes unas junto a otras. Pensé que acabarían pronto, pero la realidad es que duraron casi 35km. Al llegar a la cima del collado apareció también la nieve. Ahí empecé a darme cuenta de que el terreno era el más difícil en el que he “corrido” hasta la fecha.

El Ibón Baixo de Vallibierna. Precioso

Al hacer cima nos indicaron que faltaban solo 26 minutos para el cierre de control. ¡Ahí va! ¿Tan mal vamos? Aquí me veo en la obligación de hacer una crítica constructiva a la organización: no se pueden poner tiempos de corte tan ajustados al principio. Así los últimos no harán 24h, sino 17 o 18, y eso no es lo que se dijo desde la web de la carrera. La excusa de “hay que evitar subir a Salenques de noche” no vale. Para eso hay una cosa muy sencilla y que cualquiera que haya subido a la montaña (incluso yo) conoce: hay que salir cuanto antes, para poder hacer frente a imprevistos.

Sigamos. A partir del Collado de Vallibierna (km 19.5, esto no había hecho más que empezar) tuve que ir luchando para que no me pillara el límite de tiempo en los controles. Las bajadas las hacía andando muy despacio, con miedo. El recuerdo de aquel día bajando la Loma del Noruego volaba sobre mí, y no quería fastidiar una carrera como esta por una torcedura o algo más grave. Preferí perder tiempo que perder la carrera, mi carrera. De hecho, Sergio Rodríguez (mi cuñado) también se me fue en esta bajada.

Vistas impresionantes desde el Collado de Vallibierna

Seguí a mi ritmo, intentando trotar siempre que podía pero con precaución en las zonas técnicas hasta el puente de Salenques. Antes de llegar ahí había zonas con mucho barro. Caídas, resbalones, tropiezos. Ya llevaba 7 horas de carrera y los reflejos no iban igual de bien, por eso impera la precaución.

Al llegar al CP-5 (puente de Salenques) me encuentro con Sergio Rodríguez de nuevo. Faltaban solo 15 minutos para el cierre del control, y me dice que no sabe si seguir o no, que duda. Quedan 4 horas para el cierre en el siguiente control y había que subir 1200m en un terreno de 8km y con piedras … Sin dudarlo contesto: “YO SIGO”. Él decidió quedarse. También hizo una muy buena carrera, todo hay que decirlo, y creo que fue con un buen ritmo y controlando mucho en todo momento.

A partir de ahí es cuando de verdad empezó la carrera. Hice grupo con otros dos Tierra Trágame: Miguel Caselles y Enrique Garrandes. La consigna era clara: hay que llegar al collado de Salenques en 4h. Se puede hacer. Y ahí fuimos. Gente encantadora con la que el día siguiente compartí la comida.

Subida hacia el collado de Salenques. Lo más duro que he visto en mi vida.

La subida de 8km se me hizo eterna. No hacía más que suplicar que se acabara el terreno de piedras gigantes y se pudiese correr algo. Iba lento, perdía la estela de Miguel y Enrique y también la de otros corredores que no paraban de adelantarme. “Esta carrera es para montañeros, no para corredores“. “¿Qué hago yo aquí?“. “Tenía que haberme quedado con Sergio“. “Me estoy defraudando a mí mismo“. “No lo voy a conseguir“. “Qué decepción“. “Estoy fastidiando a mi amigo Sergio porque vamos en equipo, le estoy fallando, estoy fracasando“. Estos y otros mensajes negativos no paraban de asaltar mi mente.

A cada paso que yo daba parecía que el collado ascendía unos metros. Era imposible llegar. Se hizo de noche y apareció una luna llena preciosa. El bajón mental por el que estaba pasando me hizo no fotografiarla y todavía me estoy arrepintiendo. Me acordé de mucha gente viendo ese disco anaranjado surgir entre las montañas. Fue entonces cuando pensé que podía hacerlo, que estaba ahí porque yo lo había elegido, y que iba a terminar esa carrera.

A las 23.45 llegué al collado (km 37 todavía). Tardé 4h51min en hacer los 8 km de subida. Qué triste. Aunque ya estaba fuera de control nos obligaron a seguir como mínimo hasta el siguiente CP (8km más adelante), ya que ahí arriba no podíamos quedarnos. De hecho me dijeron “el control sigue, la carrera sigue, así que tranquilos”. Continué con un alicantino (Esteban) que llevaba más o menos mi ritmo, y entre los dos nos ayudamos a la hora de buscar los hitos que marcan el recorrido, los pasos más transitables, etc.

En mitad del trayecto hacia el siguiente CP (La Besurta) nos alcanzaron los corredores escoba. Éramos los últimos. En esos momentos empiezan los relámpagos. Fue impresionante ver todo el monte iluminado de repente, qué miedo. Nos ponemos los cortavientos/impermeables y al poco empieza a llover y a granizar. Avanzamos lo más rápido que podemos pero es de noche y los milagros no existen. Afortunadamente no duró demasiado.

Tras un buen rato llegamos a la Besurta (km 45). Ahí vi gente con hipotermias, casi desmayándose, tiritando … Yo ya llevaba 16h, iba todo el rato pensando en abandonar al llegar al CP, pero cuando quedan unos metros pienso que no, que yo no voy a abandonar. “Solo” quedan 19km y son por terrenos más llevaderos. Puedo hacerlo y lo quiero intentar. Soy el único del grupo de 8 ó 9 que se decide a seguir.

Sigo solo con un corredor escoba (nos perdemos al salir de la Besurta pero eso es otra historia). Llegamos al Hospital de Benasque (km 49, allí nos alojábamos), a Senarta (km 53) … Ya ha amanecido y hace un sol precioso. A partir de ahí alterno (¡¡lo había estado esperando toda la carrera!!) andar con correr. Aunque voy cansado no sé de dónde aparecen esas fuerzas (pocas) que incluso me llevan a adelantar a 5 corredores (al final me volvieron a adelantar porque me perdí con las señalizaciones de los puestos de pesca y derivados, que eran iguales que las cintas de la carrera).

Finalmente entré en meta a las 8.32. Tengo el dudoso honor de haber terminado en última posición: 21h32min. Pero he terminado. Eso es lo importante, era mi única meta y ahí está, conseguida. Se me saltaron las lágrimas al entrar de nuevo en el polideportivo, ya de día, y sentir que había sido capaz de aguantar una carrera tan dura como ésta. Siento no tener una foto en meta con mi certificado de finisher, pero se me pasó por completo. Cómo me gustaría hoy poder ver esa imagen …

Más tarde llegué al hotel y me encontré con mis compañeros. Sergio Mayayo terminó bastante antes que yo, Alex anduvo más de lo previsto, Andreas tuvo que abandonar en el CP-4 por solo 6 minutos, Sergio Rodríguez aguantó 30km hasta el CP-5 … Todos han hecho unos carrerones.

Hoy puedo decir que me conozco mejor que hace tres días. He puesto mis límites un poquito más lejos, me he encontrado con mi interior en Salenques, he pasado de lo más alto a lo más bajo y viceversa, he disfrutado con amigos haciendo algo que nos gusta y que nos une. He conocido a mucha gente de la que aprender mucho, sobre todo en lo personal. He comprobado cómo la mente es capaz de transportarte a territorios interiores en los que nunca has estado, y devolverte de nuevo con fuerzas renovadas para conseguir un objetivo.

Participar en una carrera más larga no es ni mejor ni peor que hacerlo en una corta. Es diferente. Cada persona busca un tipo de sensaciones y de experiencias. A partir de ahora, cada vez que alguien cuente sus vivencias en una prueba de este estilo se me dibujará una sonrisa y tal vez se me salte una lagrimita, porque ahora entiendo de verdad muchas de las cosas que intentan describir.

¿Repetiré? Distancias largas sí. Esta carrera a día de hoy no lo sé, lo cual me indica que es probable que sí. No voy a engañar a nadie, prefiero que sean más de correr, pero tengo claro que esta carrera ya es especial, mágica, porque ha sido mi primera incursión en el ultrafondo.

Y ahora, a descansar y recuperar. Ha sido un gran test para Carros de Foc.

Las fotos están aquí. Disfrutadlas.


PD: Ya apenas noto los cuádriceps cargados, no los he tenido peor que después de otros entrenamientos. Tampoco tengo ninguna uña negra ni ampollas. Lo que sí noto es dolor en la planta de los pies (que ya va remitiendo) y un par de arañazos en brazos y piernas. Realmente pensaba que terminaría peor.

PD2: Ganó el impresionante Salvador Calvo (buscad en google y sorprendeos de lo que este leonés ha hecho desde hace ya años), el cual llegó a la vez que Aurelio Olivar. Tardaron 8h39min. No tengo palabras para semejante gesta. Entraron de la mano tras haberse ayudado el uno al otro en las partes más duras de la carrera. Toda una muestra de los valores de este deporte.

17 Respuestas a “Ultra Trail Aneto: bienvenido al ultrafondo

  1. Pedro, todavía tengo la carne de gallina de leer tu crónica y ver las fotos. ¡¡¡que emocionante!!!Nunca imaginé que fuera tan duro. Me ha encantado como describes todas las fases por las que pasastes, tu desesperación, cuando los fantasmas de abandonar te rondaban; Y como tu determinación logra lanzarte a luchar por tu objetivo. Sin duda esto no ha sido sólo una carrera. Ha sido un alucinante viaje interior que te hará más fuerte y más sabio para la vida. Asi que no te voy a felicitar porque lo que procede es quitarse el sombrero por admiración. Un abrazo bien grande.

  2. Bravo Pedro!
    Tu debut desde luego no ha podido ser mas epico: montañas, neveros, tormentas, día, noche…

    Es verdad que estas carreras son otro mundo. Por ejemplo, al descolgaros Sergio R. y tu en la subida a Vallibierna, yo siempre estuve convencido de que ibais cerca mía. Es más, en el mismo Cdo Vallibierna, y otros despues hasta P.Salenques, paré más de 15 minutos para esperaros. Pero ni asi os veía…😕
    Y es que los tiempos crecen o encogen en montaña con una velocidad increible. Y tampoco puedes pararte mucho, so pena de quedarte helado y/o fuera de control.

    Moraleja: Esto es el paraiso!
    Que mas se puede pedir?

    Hombre, es verdad que el UTA en concreto no es para “corredores” sino para “ultras”. A mi, reconozco que llevar 2 MAM a la espalda me ayudó mucho. Tambien llevar 20 años de montaña, claro🙂

    Pero sobre todo, estoy contigo que estas aventuras son únicas para poder bucear interiormente: ver cuanta fuerza, ilusión y coraje llevamos dentro, si de verdad lo queremos. Y eso, no tiene precio.
    Enhorabuena por tu carrera!

    Y vengan muchas mas como esta🙂

  3. Joder tio me ha emocionado tu crónica. Mis más sinceras felicidades, aquí no hay primeros ni últimos, están los que la acaban y los que no.

    Nos veremos el año que viene en esta gesta juntos.

    Enhorabuena.

  4. Vaya año que llevas Pedro, bajas de la hora treinta en media, maratón y ahora esta gesta…¡¡¡enhorabuena!!! y recuperate para tu próxima prueba.
    Saludos

  5. Todo lo que cuentas me suena de algo… es emocionante.

    Enhorabuena porque realmente has conseguido lo que querías. Por lo que cuentas y veo en las fotos tuvo que ser realmente duro y esa sensación de “por favor que acabe ya” te lleva a conocerte mejor y seguro que recordarás esos malos/buenos momentos toda tu vida. La carrera se convierte en una lucha contra ti mismo, eso es lo bonito.

    Yo estoy convencido que repetirás, en un par de semanas estarás pensando cómo hacerlo mejor el año que viene.

    Te felicito por la gesta y quién sabe a lo mejor el año que viene vamos juntos. Y ahora a por los Carros.

    Un ultra-abrazo, Germán.

  6. IMPRESIONANTE!
    La verdad es que no hay palabras para describir lo que has hecho este finde… estas loco!😉

    Un abrazo desde Holanda y a ver si nos vemos pronto!

  7. Siempre he pensado que eras un máquina, pero ahora has demostrado que además tienes una capacidad de sufrimiento y sangre fría acojonante. Enhorabuena por tu épica aventura.

  8. Joder…aún estoy flipando con tu crónica!!!…virgen santa!!!…mira que parecía que yo también tiraba para ultrafondo y ahora mismo me has dejao acojoná (y mañana arreo pa los carros, sabes?)…
    Pues siendo tú tan bueno como eres corriendo (así te considero yo, pero además lo eres), tengo claro que en el primer punto de control, ya me hubiesen pegao a mi una patá en el culo…

    Muchísimas felicidades Pedro, eso es ser realmente un WILD RUNNER!!

    Besitos.

    Ps: y lo de los ganadores, sin comentarios…ahí ya casi lloro!

  9. ¡Épico, épico!

    Enhorabuena, Pedro por ese impresionante Ultra Trail, por lo que sufriste y por lo que disfrutaste y por tu pundonor.

    Una hazaña. Mis respetos.

    ¡¡Sigue saboreando las mieles del éxito mientras descansas un poco!!

    (P.S. ¿Cuándo decíais que era el próximo?)

  10. Pedro, felicidades por la carrera. Tuvo que ser muy dura pues hubo cerca del 50 % de abandonos o fuera del control. Y precisamente los que se apuntan a estas cosas no hacen “tumbing”. Seguramente a mi me hubieran despedido en el primer control.

    Y has descubierto que en estas carreras no acabas tan cansado físicamente como se espera, que es la mente la que controla la carrera.

    Te advierto que esto de la montaña se convierte en un vicio. Vas a enlazar una con otras, veras.

    Un abrazo.

  11. Barney, muchas gracias por tus palabras. La verdad es que ha sido una experiencia con mucha adrenalina, muy intensa.

    Mayayo, yo también pensé que te alcanzaríamos cuando te fuiste antes de Vallibierna. Pero yo iba bajando tremendamente lento y hay una gran diferencia entre tu experiencia en montaña (muy amplia) y la mía (muy escasa). Enhorabuena por tu carrerón, Sergio, espero seguir compartiendo estos momentos con vosotros.

    Cameo, di que sí, el año que viene intentaremos estar en la línea de salida para hacerla juntos😉

    Paco, desde luego no me quejo, estoy en un buen momento. Ahora, como bien dices, a descansar bien.

    Germán, efectivamente hubo momentos muy duros. Pero una vez que acabas y que tienes la recompensa del “éxito”, todo eso queda en un segundo plano. A ver si fuera verdad y el año que viene estamos ahí de nuevo.

    Álvaro, este tipo de locuras son las que nos mantienen vivos😉 ¡¡¡Yo también tengo ganas de verte, pedazo de TOCHO!!!

    Hita, gracias pero soy normalito, como todo el mundo. La capacidad de sufrimiento la tengo, es cierto, pero también hay que entrenarla. Espero que estés mejor de lo tuyo😉 Un abrazo bien grande.

    Sylvie, mucha suerte en Carros!!! Ya me contarás. Yo no soy bueno corriendo, me vas a sacar los colores. Lo de los tiempos de paso espero que lo mejoren para otros años, al principio fueron muy ajustados. No obstante, nosotros salimos muy reservones y por eso también nos encontramos al filo de la navaja en varios momentos.

    Pablo, muchas gracias. Ahora estoy de descanso total, esta mañana me he bañado tranquilamente, esta tarde idem de idem … jeje.

    Cientounero, comprobé lo de la mente y es verdad, en un momento la mente es la que te hace pasar de lo más bajo a lo más alto, o simplemente correr cuando ya llevas 19 horas andando por la montaña. Impresionante, ¿eh?

    Nitxi, gracias😉

  12. Sin palabras, de verdad, daria un brazo por sentir lo que pudiste sentir al cruzar esa linea de meta, esa experiencia debe de ser lo más parecidoa tocar el cielo, perfecta descripcion aunque lo tenías complicado, demasiadas sensaciones, y todas tan diferentes, del cielo al infierno y al contrario…impresionante!!!Bravo compañero, bravo.

  13. Hola guapo, no sabes como me alegre de verte el domingo con esa cara de felicidad, sobre todo despues de llevar toda la noche pensando que te habian retirado, ahora a descansar para tus proximos retos.

    Un beso fuerte y enhorabuena.

  14. Se me pone la piel de gallina… enhorabuena por cumplir con este pedazo de reto.
    Saludos

  15. Hola amigo, he leido el impresionante relato que has hecho y de verdad me he quedado asombrado, te felicito por tan importante logro. Yo hare Carros tambien, saldre de Amitges. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s