Tres Refugios: disfrutando, sufriendo y aprendiendo

(Aviso: crónica tipo ladrillo)

Quizá esas tres palabras sean las que mejor describen mi primera experiencia en una carrera de montaña con gran trazado técnico. He disfrutado mucho, he sufrido bastante y he aprendido muchas cosas, sobre todo de mis errores.

La carrera comenzó a las 9.30 en Canto Cochino, en el Parque Natural de La Pedriza. El ambiente era bastante bueno, con unos 200 ó 300 corredores dispuestos a parar una buena mañana. Tuve el honor de hablar con Fabián Roncero, el todavía récord de Europa en medio maratón (en su momento fue el blanco más rápido), que también participó en la carrera. La sensación de estar en la línea de salida con alguien que ha sido tan grande es muy bonita (a la postre, parece que abandonó – o se lesionó – y yo terminé, luego … ¿le he ganado a Fabián Roncero? jajaja).

Empezamos corriendo por unos senderos fáciles. Hasta el kilómetro 3 ó el 4 se podía correr con facilidad. Tras eso vino el primer fallo de principiante: en una bajada no muy técnica yo iba siguiendo a los de delante. En este tipo de carreras no hay ni línea azul en el suelo ni marcas perfectas de recorrido … simplemente hay cintas de plástico atadas en los árboles o en hitos fáciles de localizar, de modo que hay que ir constantemente buscando las siguientes. Si todo está bien señalizado, desde cualquier marca se puede divisar la próxima.

¿Alguien ve la senda? Ah, no, si es que no hay

Total, que en la bajada me despisté unos breves segundos (cosas de mirar dónde va poniendo uno los pies) y dejé de ver las marcas, pero como por delante iban unos cuantos decidí seguirlos. ERROR. Al final se pararon y dijeron aquello de “nos hemos perdido, no se ven las marcas”. Volvimos y tras 10 ó 15 minutos volvimos a la carrera. Esto supuso unos 3 km extra más o menos.

A partir de ahí empezó el primer asalto: subida a Bola del Mundo por La Maliciosa … pero sin sendero, ni pista, ni nada que se le parezca. Gran parte de esta subida se hace andando, pasando entre piedras grandes, subiendo terrenos muy inclinados, llegando al nacimiento del Manzanares donde está todo encharcado y con barro, pasando por tramos con nieve, hielo y niebla conforme alcanzamos los 2265 m de la Bola … ¡durísimo! A mi ritmo pude correr algunos tramos, pero en otros es imprescindible andar.

Subida final a Bola del Mundo (imagen del 2007). Ayer estaba igual.

Eso sí, los paisajes que se pueden ver son indescriptibles, preciosos. En esos momentos piensas que merece la pena toda la subida y el desgaste que llevas en las piernas. El ambiente además fue muy bueno desde el primer momento, nadie se oponía a que pasaras si ibas más fuerte, y lo mismo hacías tú con los que venían fuerte desde detrás. En el bucle final los últimos animábamos a los primeros y viceversa, siempre escuchabas un “¡dale!” o un “¡venga, ánimo!” por parte de los que iban disputándose los cajones del podio.

Tras llegar a Bola nos disponemos a bajar hasta Navacerrada. Hay una pista de cemento con bastante desnivel, pero … ¿para qué hacer eso tan fácil pudiendo bajar por la pista del telesilla? (NOTA: inclinación de unos 45º o más). ¡Que se note que somos unos machotes! Esa bajada hizo pupa, iba intentando frenarme y claro, eso para las piernas es malo … ¡pero bajar a tumba abierta es demencial, un solo fallo en la pisada y te abres la cabeza! De hecho, incluso fijándote a veces te torcías algún tobillo.

Así estaba la cima de Bola del Mundo el año pasado. Ayer fue idéntico (pero sin lluvia ahí)


Justo al bajar veo que hay gente animando en el puerto. ¡Qué bien! Empiezo a correr tras pisar tierra firme y … ¡pero si es Sergio! ¡Qué subidón! Ahí estuvo animando desde que pasé hasta que volví a la meta, con mucha lluvia y frío. ¡Muchísimas gracias!

Descenso desde Bola hasta Navacerrada. Juzguen ustedes mismos


A todo esto, al llegar a Navacerrada yo creo que llevaba 2 horas y algo. A partir de ahí la organización cambió el recorrido por el mal tiempo que les hizo e
l sábado durante el marcaje de la carrera. Total, no se subía a Siete Picos y en su lugar se cogía el Camino Schmidt hata llegar a la Fuenfría, se pasaba por el mirador de la Reina (¡vaya vistas!) y se volvía de nuevo por el Camino Schmidt hasta el puerto.

En principio el cambio era bueno para mí, ya que ahora se podía correr casi en toda esa parte. Ahí es donde yo estoy más cómodo, cuando puedo poner mi ritmo y mantenerlo. En la ida hasta la Fuenfría adelanté de hecho a varios corredores, a fin de cuentas el Camino Schmidt tiene toboganes pero no subidas largas y empinadas ni bajadas técnicas.

Camino Schmidt

Pero las cosas cambiaron en la vuelta: en los repechos me veía obligado a andar porque ya iba bastante cansado. Intentaba seguir el ritmo de los que tenía delante pero era difícil. Y la carrera que no terminaba … Además se juntó que desde que bajamos de la Bola del Mundo empezó a llover bastante, haciendo muy duro todo el tramo final (y aún doy gracias a que no lloviera antes).

Por último, cuando ya estaba terminando el bucle de vuelta veo a Sergio animándome y tomando fotos. “Último kilómetro, voy contigo hasta la meta”. “Genial tío, voy reventado”. Fuimos corriendo hasta el Albergue Peñalara, en el Puerto de N
avacerrada. Ahí de nuevo iba en “mi terreno” y recuperé fuerzas a pesar de ir corriendo (surrealista, lo sé). Finalmente llegué a meta en 4h 43min.

Ejemplo de subida técnica presente en el día de ayer

Antes de analizar mis fallos quisiera desde aquí felicitar a la organización. No os podéis imaginar la alegría que da el llegar a un sitio remoto de la montaña, donde apenas se puede llegar corriendo/trepando, y encontrarte agua, isotónicos de calidad (nada de powerade), naranjas, plátanos, barritas de cereales en algún punto, lacasitos en otro … Y todo eso a pesar de la lluvia en la segunda mitad. Al llegar a meta nos dieron un caldo buenísimo que nos sentó de maravilla. Y eso por no hablar de que el sábado, con la que cayó en todo Madrid y especialmente en la sierra, estuvieron todo el día recorriendo el circuito y marcándolo con una perfección que hizo que incluso principiantes como yo apenas se perdieran (salvando el despiste inicial). Lo fui diciendo en los últimos avituallamientos pero lo repito aquí: ¡Enhorabuena y gracias!

En más de 30 km por montaña y 4h 43min de sube y baja da tiempo a muchas cosas: hubo momentos en los que me sentí muy bien, corriendo, andando y disfrutando por la montaña. Hubo otros en los que el pensamiento dominante era el de “¿pero qué hago yo aquí, sufriendo de esta forma?”. Lo que está claro es que cometí ciertos errores:

  • Despiste inicial con las marcas. Pagué la novatada, aunque no me volvió a ocurrir.
  • Falta de experiencia en largas subidas y, sobre todo, en bajadas técnicas: hizo que me cansara en exceso y no pudiera aprovechar la parte final en la que se podía correr.
  • Falta de fuerza en tobillos y abdominales, algo que noté en las bajadas empinadas.
  • Elección de mallas (mal menor). Si no hace calor creo que conviene llevarlas largas del todo. Yo llevaba unas por debajo de la rodilla y los matorrales y arbustos bajos acaban pinchando mucho.

Lo pensé varias veces durante la carrera y, un día después y con agujetas desde la cadera a la rodilla, lo ratifico: el maratón de Madrid fue un agradable paseo dominguero al lado de esto. Que nadie se me ofenda, por favor. Eso de poder poner un ritmo y mantenerlo bastante tiempo es más sencillo y se me da bien. Es algo que tengo bien entrenado y que he probado en medias maratones y en mi reciente Mapoma. Varias preguntas surgen a raíz de aquí: ¿Me planto unos meses y me dedico solamente a entrenar y correr ese tipo de pruebas?

Otra subida técnica. ¿Alguien da más?


Este verano tenía la intención de hacer los Carros de Foc. En principio quiero ir tres días en julio. Cada uno de esos días es más o menos como el de ayer. Cierto es que tendría más del doble de tiempo para completarlos (12h), pero habría que recuperar para seguir al día siguiente. ¿Podré hacerlo? ¿Estoy entrenado p
ara ello? Incógnita total.

Lo que sí tengo claro es mi mentalidad a partir de hoy: nada de abandonar, sino ENTRENAR MEJOR. Me lo pasé muy bien ayer, pese al sufrimiento en algunos puntos, y mi idea es seguir disfrutando con este tipo de aventuras y prepararme para Carros de Foc. Y eso pasa, ineludiblemente, por correr el MARATÓN ALPINO MADRILEÑO. Sí, ayer no lo tenía claro pero hoy sí. Si nada lo impide, estaré en la salida y espero llegar a la meta.

Quedan 6 semanas para eso, y mis entrenamientos van a cambiar para llegar en forma y ser capaz de aguantar en las subidas, bajar sin machacarme demasiado (punto clave) y tener energía para correr siempre que se pueda. Esa creo que es la estrategia que mejor me puede ir. De hecho, el entrenamiento para el maratón me ha dado mucho fondo y ahora el entrenamiento para montaña puede darme más fuerza, lo cual vendrá bien en cualquier terreno.

De modo que sigo en la brecha y con muchas ganas de desquitarme. En tres semanas correré la media maratón de montaña de Calasparra (mi pueblo), aunque ahora no sé si llamarla “media maratón de media montaña”. Os la aconsejo a los que queráis paisajes bonitos y recorridos durillos por pistas. Tres semanas después espero correr el MAM, auténtica prueba de fuego para ver mi evolución y prever mi rendimiento posterior. Y en julio, un fin de semana en los Pirineos haciendo Carros de Foc. Si en ese momento veo que no estoy en condiciones, dejo el reto sub-24h para otra ocasión. Pero haré lo posible por estar fino. Ayer tardé menos de 5h en hacer unos 30 km … Carros son entre 55 y 60, aunque más técnico y sin señalizar. Hay que entrenar pero tampoco estoy tan lejos (creo).

“Our only limit is the sky”. Claro que sí.

Foto tras mi llegada, cortesía de Sergio. Llevaba agua y barro hasta en las orejas

PD: También quiero felicitar a Carlos, a Luis y al resto de participantes en el Challenge 24h de Ultrafondo. Estuve un par de horas el sábado por la tarde y ambos iban frescos y sonrientes a pesar del diluvio que caía. Luis tuvo un problemilla (ya quisiéramos muchos aguantar todo lo que tú) y Carlos lo bordó, como no podía ser de otra manera. ¡Enhorabuena fieras!
PD2: He actualizado la música del BOX con una canción de Smashing Pumpkins que se instaló en mi cabeza los últimos 10km. No soy fan de este grupo pero ese disco en concreto sí que me gusta (puristas, no me lapidéis).

16 Respuestas a “Tres Refugios: disfrutando, sufriendo y aprendiendo

  1. San Mayayo te bendiga Pedro🙂

    Pues si, magnífica crónica! Y ya veo que pasaste por todos los estados de animo en pleno monte. Es lo q tiene, verdad?

    Hombre, “Mapoma vs Montaña” da para una tesis..
    Yo creo q en el monte hay carreras y CARRERAS. Problema; En el Guadarrama se ve que nos van las mayúsculas😉

    Admirable tu actitud para Carros de Foc, espartano. Ahora, en todo lo q pueda cuenta conmigo para los entrenos hasta entonces.
    Y por supuesto…ahí estaremos los dos junto a Leónidas y los 300 el próximo 22jun para defender ese MAM con mallas y dientes (literal, si hay algún patinazo).

    Pese a la meteo, fue un placer estar allí en vivo y en directo para verte pasar. Dabais un espectáculo bárbaro bajando al Puerto como fantasmas que surgen de la niebla de lo alto de la montaña.

    ¡Enhorabuena por ese debur en la Sierra, corredor salvaje !

  2. Enhorabuena tio, no te comas el tarro con los tiempos, en esto no hay tiempos, ni siquiera si la vuelves a correr el año que viene, ya que la meteo o el recorrido, seguro que no estará igual.
    Me alegro que lo compares con el MAPOMA ya que yo hago la misma comparación, el asfalto son paseos, gente constantemente siempre tendrás a alguien al que engancharte, cosa que en la montaña… si lo haces y no conoces el recorrido la cagas pero bien, aquí lo de cojer un ritmo es relativo, y lo más duro sin duda, es que casi siempre estás solo, ¿a que no llegaste en un grupo de 15 unidades?. Es cierto que hay carreras de montaña y carreritas de montaña para entrenar y pasar el rato, la que tu hiciste el Domingo es de las serias del calendario nacional.
    Yo el año pasado hice 1h 1 min y también la meteo nos glopeo de lo lindo, me imagino que este año la desviaron por que el año pasado no lo hicieron y siete picos fue un calvario, nos nevó, niebla y un frio del carajo.
    Te paso el link por si quieres leer mi crónica del año pasado:
    http://porlasparedes.blogspot.com/2007/05/cross-de-los-tres-refugios.html

    Felicidades.

  3. Si ya lo digo yo…¡eres la puta locomotora del mundo bloggil!

    Qué pedazo de carrerón te has marcado. Creo que tienes toda la razón del mundo en lo que dices, el maratón te dio fondo y esto te dará fuerza.

    ¡Ánimo y a seguir escalando! Esos carros del foc están a un tiro de piedra.

    Un abrazo enorme, Germán.

  4. ¡Menudo carrerón! Esas “zonas técnicas” dan vértigo y asustan…

    Enhorabuena Pedro por ese debut “a lo grande”. Yo también creo que el diablo Mayayo ya te ha enganchado definitivamente y a partir de ahora los maratones y otras “carrerillas” van a ser sólo rodajes de calidad para tí.

    Me doy cuenta de que ni siquiera te desee suerte el sábado, concentrado que estaba en lo mío… Ahora te agradezco el doble que te pasaras por allí.

    Un abrazo trepariscos…😉

  5. Me ha encantado tu cronica, para nada me ha parecido un ladrillo como dices.
    Eres un maquina tio y lo bonito de todo esto que en cada evento en el que participas y cada vez por lo que veo son mas chungos….te dejan un buen sabor de boca y eso es super importante de cara a nuevos retos.
    Admiro a todos los que sois capaces de hacer este tipo de retos. Los mortales nos conformaremos con el asfalto, jejeje.

  6. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…joder…cuanto más leo crónicas de carreras de montaña, más siento que me gusta más que el asfalto…
    Es una dureza tan distinta a todo, no sé…indescriptible…

    Veo que los 3 refugios eran más jodidos de lo que yo pensaba, aunque incluso perdiendote, pienso que lo hiciste genial.Mi más sincera enhorabuena…no se me ha hecho nada larga la crónica, en serio.

    Tal como te dije, yo también iré a los carros en julio y por eso ahora, no voy a ir más que a carreras de montaña (bueno, menos la media de almansa este finde pero porque he quedado con los novatos)…
    También haré “cavalls del vent” en agosto. El caso es pirinear, que me encanta.

    Besitos y felicidades de nuevo.

  7. Elmo, esto no tiene marcha atrás …

    Mayayo, durante el final de la carrera tenía mis dudas sobre muchas cosas pero en frío lo que tengo son ganas de más, ganas de mejorar y de disfrutar aún más de esos paisajes de ensueño.

    Cuenta conmigo para el 22 de junio😉

    Ana, gracias por esa confianza😉 Ya os iré contando

    Cameo, llevas mucha razón, gran parte del recorrido lo hice solo, con gente a la vista pero nada de grupos. Leí tu crónica hace tiempo y me pareció una pasada … de hecho, esa crónica fue la que me hizo apuntar la fecha del Tres Refugios como una buena carrera/entreno😉 ¿Cómo estás tú? Desde aquí te mando un abrazo muy fuerte!!!

    Germán, no sé si locomotora es una buena palabra aquí (no había forma de coger ritmo!!). Gracias por esos ánimos y mucha suerte tú con los 100 km en 24 horas, están a la vuelta de la esquina!!! Lo harás de cine. ¿12 horas tal vez? Mucha suerte, campeón.

    Carlos, demasiado hiciste el sábado con tus 102 km. Cada vez que lo pienso se me ponen los pelos de punta. Enhorabuena una vez más. Ibas fresco cuando te vi, qué alegría … y con la que os estaba cayendo! Sois grandes. Un abrazo.

    Espartano, muchas gracias por tus palabras. Pero no te confundas … yo estoy dentro del grupo de los mortales, de los que se pasaron gran parte de la carrera andando!! jeje. Cuando uno hace lo que le gusta siempre disfruta, aunque se sufra un poco. Pero como somos algo masocas, ese sufrimiento forma parte del concepto “disfrutar”. Un saludo.

    Sylvie, no sé si el Tres Refugios era más duro que la Cabeço d’Or😉 Muchas gracias por tus palabras, y enhorabuena a ti por esa Marató i Mitja. A ver si nos vemos por Carros!!! Mucha suerte con esos dos “paseítos”, veo que te va la marcha😉

    Larryak, bienvenido. Desde luego esos tentáculos me tienen aprisionado por completo. Un saludo

  8. Me das miedo Pedro!!!! Pero que mala bestia estás hecho….¡¡Menudas subidas!! ¡¡¡que paisajes!!! Tienes razón en lo del paseo mapoma en comparación con esto… pero siempre que te tomes el Mapoma como lo hiciste tú o yo el año pasado… ahora bien, intenta hacer el Mapoma por debajo de 3h o a un ritmo exigente y puede ser que bajes a los infiernos directamente ja ja ja
    Me alegro de verte tan animado con el tema de montaña. Y lo estás haciendo muy bien asi que dentro de poco te zamparás ese reto del que hablas aunque sea 3 veces peor. Tú puedes!!!
    Un abrazo

  9. Que bonita es la montaña, me encanta, pero que cabrona eh!!!

    Lo mejor para las piernas, es que te pongas polainas de las que se usan en las carreras de orientación, protegen y son muy cómodas.

    En cuanto a la crónica me ha gustado, para nada tipo ladrillo.

    Saludos y felicidades.

  10. .

    Es qeu la montaña atrapa…

    Por estos lados del globo terraqueo hay una carrera (que pienso hacer en marzo del 2009) que se llama “4 regugios” .. que coincidencia…

    El otro día, en un blog, se armó un debate sobre lo que decis, si una carrera de montaña es menos/mas peor/mejor que una maraton… y no hay que darle mucha vuelta ( a mi ver) porque son cosas tan pero tan diferentes, en las que uno prueba diferentes cosas… no?

    besos, y felicitaciones con sana envidia…

  11. Pedro me parece muy bien que nos expliques las novatadas, nos viene bien para los nuevos en carreras de este tipo tan técnica. Un saludo

  12. ¡¡Enhorabuena Pedro!!

    Me ha encantado tu crónica. La verdad es que después de leerla dan ganas de salir a correr por la montaña.

    ¡¡Estás hecho un maquinón chaval!!

    Por cierto, que en principio yo voy a intentar los carros de Foc el último fin de semana de Julio junto con la loca de la Syl y otros dos amigos. Solo que nosotros lo vamos a hacer en 3 días. La verdad es que para alguien como yo que apensa piso la montaña es un reto…. ¿imposible??

    Pero bueno, apuntados estamos. Otra cosa es que finalmente el curro me permita ir porque me esperan dos meses (Junio y Julio) de órdago a la grande en le trabajo. 😦

    Lo del MAM es una de esas cosas que tengo en la lista de cosas por hacer antes de diñarla. Pero habrá que esperar algunos años que eso no es para tomarselo a cachondeo.

  13. me ha encantado la crónica🙂

    me ha recordado mis tiempos de libertad y ser montañero (que no corredor), y las historias de cuando mi abuela era joven e iba con sus hermanos desde Madrid a la Fuenfría, Peñalara, etc…
    :’-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s